Porsche

Porsche piensa vender solo vehículos eléctricos en el corto plazo. Foto: Porsche

Desde Stuttgart, la marca alemana ha dejado ver a todo el mundo que tiene un objetivo en mente muy claro: electrificar su gama de productos para conseguir que el 50% de sus ventas sean de vehículos eléctricos antes del 2025 y alcanzar el 80% para el 2030. Con esto en mente, está claro que una parte vital del proyecto es llevar a sus SUV a la nueva Plataforma Eléctrica Premium (PPE).

Así pues, esta nueva arquitectura desarrollada en conjunto por Audi y Porsche tiene como objetivo albergar a una gran cantidad de modelos de gran difusión en diferentes segmentos del mercado automotriz, abriendo la puerta a Porsche para comercializar de manera más rentable sus modelos de mayor volumen de ventas manteniendo los estándares de calidad, de acuerdo con sus propias palabras.

Porsche

El Porsche Macan será el modelo que estrene la nueva plataforma. Foto: Porsche

Nueva plataforma Porsche para vehículos eléctricos

La nueva plataforma PPE permitirá a Porsche mantenerse en la batalla del mercado de vehículos eléctricos gracias a una versatilidad muy amplia en términos de ancho de vía y altura libre respecto al suelo, dando como resultado la creación de nuevos y más llamativos automóviles que conserven el carácter que ya conocemos de la casa de Stuttgart.

Para alcanzar estos objetivos, Porsche tiene pensado adentrar al Macan en el mundo de los vehículos eléctricos a través de la plataforma PPE, creando así el primer Macan EV, un SUV completamente eléctrico que tendrá como objetivo ofrecer gran autonomía, compatibilidad con estaciones de carga rápida de alto rendimiento y prestaciones a la altura que exige el logotipo de Stuttgart, sin perder de vista el estilo exterior, la confiabilidad y la exclusividad que ya caracterizan a Porsche.

vehículos eléctricos

La nueva plataforma para vehículos eléctricos de Porsche será muy versátil. Foto: Porsche

Si bien el proyecto aún está lejos de su revelación oficial, desde Porsche se enorgullecen en señalar que el Macan EV será un SUV equipado con una batería de 240 kWh de capacidad, acompañada por un sistema eléctrico de 800 voltios y celdas de última generación de níquel, cobalto y manganeso en relación 8:1:1, lo que le permitirá aceptar cargas superiores a los 270 kW y recargar del 5 al 80% en apenas 25 minutos.

Si bien la PPE es muy versátil y admite configuraciones de tracción trasera, según la información revelada, el Porsche Macan EV contará con tracción integral entregada por un par de motores eléctricos que serán capaces de alcanzar al menos 610 caballos de fuerza y 738 lb-pie de torque.

Por ahora no queda más que esperar a ver cómo se va desarrollando esta estrategia el fabricante alemán.