Ferrari 296 GT3

El Ferrari 296 GT3 es el primer auto GT de competencias de la marca con un V6 en más de 60 años, y se ve espectacular. Foto: Ferrari

Un año después de la presentación del 296 GTB de calle, ahora llega la versión de competición: el Ferrari 296 GT3. Meticulosamente diseñado en cada detalle y desde todos los ángulos, de conformidad con las nuevas regulaciones de GT3, debo decir que el resultado es hermoso.

En cierto modo, el 296 GT3 es una versión moderna del Ferrari 246 SP de 1961. Ese fue el primer automóvil con motor central de la firma italiana y, al igual que el 296, el 246 SP utilizó un motor V6.

Menos peso y menos potencia

Para cumplir con las regulaciones, el V6 biturbo de 3.0 litros del Ferrari 296 GT3 redujo su potencia de 819bhp a 600bhp. El par también ha caído a 524 libras-pie. Parte de esta pérdida de potencia se puede atribuir a que Ferrari abandonó la unidad de energía eléctrica del GTB. Sin embargo, Ferrari afirma que el centro de gravedad del GT3 es más bajo debido a esta sustracción. El motor está acoplado a una nueva caja de cambios secuencial de seis velocidades, específica de GT3.

La potencia no es lo único que disminuye con respecto al auto de galle, ya que el GT3 es 485 kg más liviano con 2,755 lb. La suspensión es de doble horquilla delantera y trasera con montantes de aluminio y amortiguadores ajustables en cinco direcciones. La distancia entre ejes del GT3 también es más larga que la del auto de calle, lo que debería ayudar con la estabilidad en la pista. Los rines también se han reducido de 20 a 18 pulgadas y se asientan sobre discos de freno de 400 mm en la parte delantera con pinzas de seis pistones y discos de 332 mm en la parte trasera con pinzas de cuatro pistones.

Ferrari 296 GT3

El GT3 pierde el tren motriz híbrido, lo cual en conjunto con las regulaciones significa menos potencia. Foto: Ferrari

Ferrari 296 GT3, mucho mejor que su antecesor

La aerodinámica del Ferrai 296 GT3 es agresiva pero fluye con las curvas del 296 GTB. Hay un 20 por ciento más de carga aerodinámica en comparación con el antiguo modelo 488 GT3. Esto es gracias al enorme alerón en forma de "cuello de cisne", un divisor delantero, respiraderos en las alas delanteras, un compartimiento del motor cubierto y un difusor reelaborado. Los espejos retrovisores también se remodelaron para reducir la resistencia.

La cabina ha sido diseñada con el aporte de los conductores de fábrica de Ferrari. En el interior vemos un volante estilo Fórmula Uno, asientos Sabelt, pedales ajustables y aire acondicionado. También hay varias lecturas digitales y mucha fibra de carbono expuesta.

Veremos el debut en competición del 296 GT3 en la carrera de resistencia de las 24 horas de Daytona el próximo año.