autos más seguros de estados unidos 2022

El Jeep Wrangler 2022 se volcó en la prueba de IIHS. Foto: IIHS

Tal como si fuera un Déjà vu de lo sucedido en 2019, el Jeep Wrangler 2022 volcó de lado durante la prueba de seguridad de superposición pequeña del IIHS, lo que supone que las modificaciones estructurales anunciadas por la marca de vehículos todo terreno no ha funcionado para solucionar los problemas de estabilidad que el modelo había presentado años atrás.

Durante las pruebas de seguridad para obtener la certificación por parte del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, (IIHS por sus siglas en inglés), el Jeep Wrangler 4 puertas 2022 fue sometido a una prueba de superposición pequeña, que implica impactar el vehículo contra una barrera de forma lateral. En dicha prueba, el Wrangler se volcó completamente de lado al impactar la puerta del conductor, lo que se tradujo en un resultado marginal, insuficiente para alcanzar la certificación Top Safety Pick del IIHS.

autos más seguros estados unidos

El Jeep Wrangler 4 puertas 2022 fue sometido a una prueba de superposición pequeña. Foto: IIHS

Jeep Wrangler no pasa la prueba del IIHS

El veredicto final de la prueba indicó que, aunque el Wrangler se desempeñó bien en las métricas y su jaula antivuelco, junto a los elementos de sujeción, que lograron mantener controlados los movimientos del maniquí, se detectaron riesgos significativos de lesiones en la pierna y pie izquierdo del conductor, y la bolsa de aire lateral combinada para la cabeza y el torso no se desplegó, eso sin contar la volcadura, que representa riesgos de lesiones adicionales más allá de lo que indican las métricas, sobre todo porque la prueba no incluye un maniquí montado en el asiento del pasajero.

Lo preocupante de este asunto radica, según el IIHS, en que las volcaduras, totales o parciales, son un riesgo bastante grave, pues siempre existe la posibilidad de que, al sufrir una volcadura, la persona en el asiento del conductor o del pasajero salga disparada de su posición, y si a eso le sumamos que el Jeep Wrangler es un modelo sin techo, los riesgos de muerte en un accidente de este tipo se multiplican de manera exponencial.

Ya hace algunos años Jeep y Stellantis habían sufrido este mismo problema, cuando en 2018, el modelo Wrangler 2019 se volcó de manera prácticamente idéntica durante la misma prueba de seguridad, por lo que la firma anunció que trabajaría para corregir el problema agregando refuerzos estructurales al modelo que permitieron un resultado satisfactorio en una prueba posterior a su primera falla en 2019, pero que ahora no parece ser suficiente para lograr una buena calificación y tendrán que trabajar nuevamente en mejorar la seguridad para uno de sus modelos estrella.