GT1

El GT1 es una versión exclusiva de pista del Ford GT de 2004 creada por el experimentado en competencias de resistencia, Fred Calero. Foto: GT1

Podrás estar triste porque la producción del Ford GT ha terminado, pero a pesar de eso hay buenas noticias. Una pequeña empresa nueva con sede en Pontiac, Michigan, llamada GT1, va a construir 30 unidades del GT que no son legales para la calle. Portando el mismo nombre que la compañía, el auto no es un kit, sino un Ford GT real con capacidades de carrera y tecnología moderna.

GT1, una historia interesante

La historia de cómo surgió el GT1 comienza con la reintroducción del GT por parte de Ford como automóvil de producción en 2004. Como parte de este proceso, Ford fabricó 30 chasis de repuesto adicionales que finalmente se almacenaron durante más de una década.

Estos chasis finalmente se vendieron a Fred Calero, el fundador de GT1, quien luego solicitó la ayuda de Matech, una compañía que se especializa en construir vehículos de competencia para carreras de resistencia. Matech proporcionó moldes de carrocería de fibra de carbono y Calero obtuvo un potente motor Roush Yates RY45 que con la ayuda de dos turbocompresores Garrett G35 genera más de 1,500 hp.

GT1 Fred Calero

El auto usa como base el chasis del Ford GT de 2004 y lo lleva al extremo. Foto: GT1

Ingeniería de competición

Pero el GT1 no es solo una cuestión de encontrar las piezas correctas y ensamblarlas. El equipo de Fred Calero ha creado una versión personalizada del GT, de la que solo se fabricarán 30 ejemplares. La carrocería del auto se sometió a un extenso diseño, pruebas de dinámica de fluidos computacionales y pruebas físicas antes de lograr la configuración final.

Una de las diferencias más notables entre el GT1 y la versión de calle estándar del GT se encuentra justo detrás de las ruedas delanteras. Ahí se ha cortado un conducto de refrigeración en el guardabarros. El clip frontal del GT1 también se diferencia del auto de calle en algunas otras formas, incluida la presencia de pequeñas aletas Gurney justo delante de las tomas de aire del cofre para ayudar a extraer el calor.

GT1 Fred Calero

Tan sólo 30 ejemplares del GT1 serán construidos hasta 2025. Foto: GT1

Después de varios años de desarrollo, el GT1 finalmente está disponible para reservar. La compañía construirá un total de cuatro autos en 2023, cada uno con un costo de alrededor de $1.2 millones. A partir de 2024, GT1 construirá cuatro autos más por trimestre hasta que haya utilizado los 30 chasis, y se espera que la producción se complete a fines de 2025.

El GT1 es realmente un vehículo único en su tipo, que ofrece una combinación de pedigrí y tecnología moderna.