Mustang Mach E

Para callar a los preguntones, Ford sometió al Mustang Mach E a diversas pruebas de resistencia, con traseros robóticos y off-roading incluidos. Foto: Ford

Ford sometió al Mustang Mach-E a una serie de pruebas de tortura que incluyeron lavados de autos extremos, rociadores eléctricos, traseros robóticas y caminos de grava. El objetivo de esta prueba es dar la confianza a sus posibles compradores para dar el salto al eléctrico.

Mustang Mach-E, resolviendo dudas

Claro que esa no es toda la historia. A los fabricantes de autos a menudo se les pregunta si los vehículos eléctricos son tan duraderos como aquellos de motores de combustión interna. Estas pruebas son una clara respuesta a las preguntas.

También se hicieron pruebas para desacreditar el escepticismo de que los vehículos eléctricos no se pueden conducir mientras llueve o no pueden manejar un lavado de autos. Para esto Ford sometió al SUV eléctrico a 60 pasadas en un sistema de lavado automático de autos que viene con rociadores, cepillos y secadoras. Esto el equivalente a un lavado cada dos semanas durante más de dos años.

Mustang Mach E

Los traseros robóticos sirvieron para simular una persona entrando o saliendo del auto al menos 25,000 veces. Foto: Ford

Ford arruinó los marcos de las puertas, molduras, capota, insignias, faros, luces traseras y adhesivos del vehículo con un rociador de agua a alta presión que es capaz de presiones de hasta 1,700 PSI y una temperatura de 140 grados. Se roció agua desde una distancia corta de aproximadamente un pie de distancia. La razón de esta prueba es para verificar si hay fugas y otros daños exteriores debido al agua.

A continuación, Ford quería probar el impacto del uso diario en el material de los asientos ActiveX del Mach-E. La compañía programó una forma robótica de ‘trasero’ para simular que una persona entra y sale de su vehículo, al menos 25,000 veces. Las pruebas químicas en el material del asiento ayudaron a determinar que productos como el desinfectante para manos no deterioran el material. Las pruebas exitosas demostraron que el material de asiento ActiveX en el Mustang Mach-E puede soportar el uso diario.

Prueba off- road

Mustang Mach E

Las pruebas off-road fueron para probar la resistencia de la pintura así como de partes debajo del auto. Foto: ford

Luego, Ford llevó al Mustang Mach-E a 300 millas de pruebas sobre piedras en caminos de grava para evaluar el daño causado a la pintura de la carrocería por rocas pequeñas. Se utilizaron dos grados diferentes de piedras de grava mientras se conducía a lo largo del tramo de grava esparcida sobre el pavimento a 60 mph casi 200 veces.

Ford también afirma que la pantalla táctil de 15,5 pulgadas del Mustang Mach-E 2021 utiliza una aplicación especial de vidrio Dragontrail para garantizar su longevidad.

Así que si dudabas sobre la resistencia de un Ford “nacido fuerte” aquí tienes las pruebas de ella.