mejores autos eléctricos estados unidos

Para demostrar las capacidades y el alcance de esta unidad secundaria de energía, el equipo Jaguar TCS Racing se apoyó en esta nueva tecnología para prepararse de cara al campeonato de la Fórmula E 2022. Foto: Jaguar

En una búsqueda por la innovación constante, la marca británica ha colaborado muy de cerca con Pramac para presentar una nueva unidad de almacenamiento de energía fabricada con paquetes de baterías reciclados del Jaguar I-PACE.

Denominada como Off-Grid Energy Storage System (ESS), este paquete de almacenamiento de energía, desarrollado con tecnología de Pramac, se construyó utilizando celdas de iones de litio de baterías de prototipos y vehículos de prueba del Jaguar I-PACE, mismas que se encontraban en un estado de media vida.

Jaguar

Con esta nueva iniciativa, la marca dará una nueva vida a las baterías del Jaguar I-Pace. Foto: Jaguar

Jaguar, a la vanguardia en el cuidado del Medio Ambiente

Este nuevo almacenamiento de energía se encarga de suministrarla a modelos de cero emisiones para poder recorrer senderos sin acceso a red eléctrica o con suministro limitado, extendiendo de esta manera el rango de sitios a los que se puede viajar a bordo de los vehículos eléctricos de la marca, como el Jaguar I-PACE.

Para demostrar las capacidades y el alcance de esta unidad secundaria de energía, el equipo Jaguar TCS Racing se apoyó en esta nueva tecnología para prepararse de cara al campeonato de la Fórmula E 2022, específicamente durante sus pruebas en España y Reino Unido, donde lo utilizaron para hacer funcionar el equipo de diagnóstico de vanguardia, que se encarga de analizar el rendimiento del auto en la pista.

Cabe destacar que el sistema de la ESS tiene una capacidad de almacenamiento máxima de 125 kWh, más que suficiente para recargar completamente la batería regular que utiliza un Jaguar I-PACE, o para alimentar una casa cargada con paneles solares durante una semana entera.

También es importante resaltar que estas unidades ESS están equipadas con conexiones de carga para vehículos eléctricos de tipo 2, con control dinámico de potencia y una potencia nominal de hasta 22 kW en corriente alterna para recargar vehículos eléctricos.

De esta manera, se ofrece una manera de darle una segunda vida a las baterías retiradas de modelos Jaguar eléctricos como el I-PACE, promoviendo el reciclaje y evitando que las mismas sean desechadas de manera prematura, creando además una división encargada del manejo de materiales extraños para evitar el mal manejo de estos, aprovechando hasta el 95% de los materiales de las baterías desechadas, apoyando el objetivo de Jaguar de convertirse en una marca de lujo 100% eléctrica para 2025.