Bartosz Ostalowski

Bartosz Ostalowski es una auténtica estrella del drift en Polonia. Foto: Instagram Bartosz Ostalowski

Bartosz Ostalowski es un experimentado piloto que sufrió un fuerte accidente en 2006, debido al cual le amputaron ambos brazos, pero eso no fue suficiente para detener sus aspiraciones. Hace algunos días logró obtener un Récord Guinness por el derrape más rápido en un auto impulsado.

Si lo anterior te parece algo común, debemos agregar que Bartosz logró esta proeza conduciendo ¡con los pies! Para hacer aún más increíble esta proeza, el piloto estableció el récord a bordo de un BMW M3 a una velocidad de 172 mph, manteniéndolo a través de una zona de medición de 165 pies y logrando el récord de 143.9 mph.

Bartosz Ostalowski, un ejemplo a seguir

¿Quieres asombrarte aún más? Bueno, entonces te comentaremos que Bartosz Ostalowski estableció el récord en el auto que comúnmente usa para competir en el Campeonato de Drift de Polonia. Como es obvio imaginar, el vehículo es una poderosa bestia. Para conducirlo, el piloto polaco usa un pie para el acelerador, sus hombros para los frenos y el cambio, y su pie izquierdo para conducir.

El intento de récord se llevó a cabo en el aeropuerto de Pila en Polonia. Durante su maniobra de deslizamiento, Ostalowski logró un ángulo de derrape máximo de 60 grados, algo realmente impresionante. De hecho, gracias a la increíble velocidad que alcanzó, Bartosz se llevó a casa el récord polaco de derrape más rápido.

El poseedor del récord anterior, Jakub Przygonski, logró un deslizamiento de 135.4 mph.

Evidentemente, el récord impresionó a otros pilotos, incluido Fernando Alonso, quien a través de Instagram felicitó al piloto sin manos.

Como comentarios adicionales, el bólido de Bartosz Ostalowski ha sufrido algunas modificaciones, como la eliminación del alerón y un swap que permitió omitir el motor V8 original, para colocar un LS3 V8 de 7.0 litros que genera 1,000 hp y 944 libras-pie de torque.

Además, el auto recibió una caja de cambios automática ZF de 8 velocidades, la cual es controlada mediante un arnés colocado en el hombro derecho de  Ostalowski.

Un hombre ejemplar, sin duda.